Envuelto de un Aura
Mística

Devoción nació en el corazón de los ardientes valles de Oaxaca, cuna del mezcal desde tiempos inmemorables.

Entre antiguos volcanes y deslumbrantes cañones, los agaves se toman su tiempo para impregnarse de la riqueza de la naturaleza, del abundante sol y de las raras lluvias que les insuflan vida.

La creencia local de que el mezcal es una expresión sagrada ha preservado su cultura durante siglos de olvido y represión. Es este patrimonio único y las personas que lo transmiten que deseamos homenajear.

Un Proceso Ancestral

Devoción sigue rigurosamente un método de producción ancestral, la misma que desde hace más de 400 años.

Totalmente artesanal y natural, este proceso permite extraer la esencia de los aromas del agave.

Después de 8 años de maduración, nuestros agaves son minuciosamente cosechados a mano y luego el maestro mezcalero, como un artista, da vida a su obra.

Ahumados, molidos y fermentados, los corazones de agave se destilan dos veces, para dar a Devoción su carácter único.

El resultado es un producto raro y exclusivo, una muestra de conocimientos excepcionales.

Tienda

Degustación

Las delicadas notas ahumadas que emanan de Devoción realzan los bellos sabores cítricos, florales y vegetales.

Un discreto toque de pimienta equilibra el conjunto, mientras que los sabores de miel dan a Devoción su carácter suave y generoso.

Esta preciosa armonía confiere a Devoción todo su carácter y nos ofrece combinaciones sensoriales de una complejidad y un esplendor sin igual.

Descubre nuestro universo